“NACI BAILANDO, ERA ALGO MUY NATURAL EN MI”

Comentarios desactivados en “NACI BAILANDO, ERA ALGO MUY NATURAL EN MI” 9

TicketsNET ha tenido el privilegio de entrevistar a Blanca Ávila Molina, de nombre artístico Blanca del Rey, una bailaora y coreógrafa española que entre sus numerosos premios posee el Premio Nacional de Flamenco.

Junto a su propia compañía, el Ballet Flamenco Blanca del Rey ha recorrido los teatros y festivales de música y danza más importantes de los 5 continentes. Tras su retirada de los escenarios Blanca del Rey continua su actividad como coreógrafa, así como ejerciendo la dirección de los espectáculos de CORRAL DE LA MORERÍA.

Blanca del Rey

Su vocación por el baile fue notoria desde muy pequeña, ¿de dónde sacó esa pasión?

Nací bailando, era algo muy natural en mi. Con tres años sin apenas saber bajar las escaleras, cuando había alguna música me escapaba de casa para bajar a bailar a la plaza de las Tendillas en Córdoba dónde había una señora que tocaba el pianillo. Mi familia se asustaba mucho cuando no me veían en casa y cuando se asomaban al balcón me veían bailando. Detrás de la calle de la Plata, que es donde nací, también había un café cantante que se llamaba El Bolero y en los descansos del cantante me subía al escenario a bailar.

Siempre ha sido así, de forma natural, nadie me indujo. Mi madre al ver esta afición desde tan pequeña me llevaba a todos los sitios, vi a Pilar López cuando fue por primera vez a Córdoba, me llevaron a ver los documentales de Carmen Amaya y a un espacio en Córdoba que se llamaba Educación y descanso donde podía observar las danzas folclóricas que ensayaban chicas más jovencitas. Con 6-7 años el pianista que estaba allí me tocaba a Albéniz, Granados, Turina y yo bailaba a mi aire sin que nadie me dijera lo que tenía que hacer.

Mi formación ha sido como las flores silvestres.

A lo largo de su trayectoria ¿ha encontrado dificultades durante alguna época?

Las mismas que en cualquier otra profesión, la crisis en el mundo del arte pasa por toda la sociedad. El teatro siempre ha estado en crisis, la venta de libros también, pero todo aquello que merece la pena siempre sale adelante y además fortalecido.

El mundo del arte es complicado, porque hoy te salen 28 contratos y tienes que elegir 4 porque  no puedes estar en los 28 lugares y te da mucha pena porque los meses siguientes no tienes nada.

Blanca del Rey¿Cómo se ve el flamenco fuera de España?

Por donde vamos los artistas españoles, arrasamos. Cuando viajamos fuera de España a trabajar a un teatro, tenemos todas las entradas vendidas con dos meses de antelación. Lo que vemos hoy en día en nuestro país con muchos cantantes con su banda, yo lo he vivido en Japón y Francia por ejemplo. El flamenco despierta un interés increíble, enorme.

El flamenco, por el hecho de ser una danza, está dotado de mucha técnica ¿se puede improvisar encima del escenario o se lleva toda la coreografía preparada?

Depende de la situación. Cuando tienes a tu cargo una compañía de 22 personas con doce de ellas en el escenario no hay lugar para la improvisación. Sin embargo cuando bailas solo, y siempre a través del conocimiento, sí puedes crear y ser feliz. Un artista no puede estar siempre repitiéndose a sí mismo.

 

 

¿Blanca del Rey prefiere un tablao o un gran escenario?

Es distinto, en el tablao existe una intimidad y un encanto que no lo tienes en un teatro. Y el teatro da unas dimensiones mucho más amplias para desarrollarte, hay muchas cosas que te arropan, desde un diseño de luz hasta una cantidad mayor de artistas…

Hay muchas formas de expresar el flamenco, desde el flamenco intimo que nosotros llamamos del cuartito con media docena de amigos, hasta el flamenco del tablao que es más profesional y el teatro que tiene otra dificultad. Actuar en el tablao es más difícil porque el escenario es más pequeño y con tu personalidad y tu buen hacer tienes que hacer que el público este contigo.

¿Cómo animaría a una persona que no haya vivido una noche de flamenco a venir a conocer el Corral de la Morería?

Es una experiencia única que en ninguna parte del mundo sucede porque tener una estrella Michelín en El Corral de la Morería con una trayectoria gastronómica impresionante y estar viendo a los últimos premios nacionales con el máximo nivel, eso no lo puedes ver en ningún sitio si no es en El Corral de la Morería.

Para finalizar la entrevista, sabemos que está retirada de los escenarios aunque continúa como coreógrafa y ejerciendo la dirección de los espectáculos en El Corral de la Morería, ¿tendremos ocasión de volver a verla de nuevo subida a un escenario?

“No, no, ya no” Lo último que hice fue para el Ballet Nacional,  que fue dejar todo ese legado de lo que es toda la escuela del manejo del mantón resumida en la coreografía de la Soleá del Mantón. Hice 14 o 15 actuaciones estando ya retirada, con una intervención de 7-8 minutos, que hice encantada y lo recuerdo con mucha felicidad porque fue precioso.

ticketsnet

View all contributions by ticketsnet

Similar articles